Responsabilidad solidaria vs responsabilidad subsidiaria

¡Hola a tod@s! En ocasiones, cuando hablamos de una deuda, ya sea en nuestro favor o seamos nosotros los deudores, surgen las palabras responsabilidad solidaria y responsabilidad subsidiaria, ¿qué significa eso?, ¿contra quién o quiénes se pueden tomar medidas legales en caso de incumplimiento en el pago? Si os parece, podemos comentarlo entre todos.

La responsabilidad solidaria es aquella que hace referencia a la obligación conjunta sobre una misma obligación de pago. La solidaridad implica que la exigibilidad puede extenderse a otros sujetos distintos del deudor principal en las condiciones definidas por la ley. Si existen varios responsables solidarios se podrá dirigir indistintamente contra cualquiera de ellos.

Veamos un ejemplo. Mi empresa, que es una sociedad, me despide y se acuerda entre las partes que la indemnización por ese despido se fraccionará. Uno de los socios, a título personal, firma como responsable solidario de la deuda contraída por la empresa a mi favor. Es decir, si la empresa, llegado el vencimiento no hiciera frente al pago, puedo pedir responsabilidades que se salde la deuda tanto a la empresa como al socio que firmó a título personal como responsable solidario indistintamente.

La responsabilidad subsidiaria sólo opera de manera residual, al cumplimiento de una condición, que es la de que el deudor principal no pague, es decir, que no puede iniciarse proceso de cobro contra el deudor subsidiario, sino cuando esté demostrado, que la labor de cobro en contra del deudor principal, ha sido fallida.

Por ejemplo, un amigo solicita un préstamo al banco y éste le pide un avalista que haga las veces de responsable subsidiario. Esto quiere decir, que la persona que firme ese aval tendrá que hacer frente al pago, una vez que se haya demostrado que el deudor principal, el amigo, no puede hacer frente a la deuda, no antes.

 

RESPONSABILIDAD SOLIDARIA

RESPONSABILIDAD SUBSIDIARIA

La exigibilidad del pago a los deudores solidarios surge simultáneamente para ellos y para el deudor principal.

La exigibilidad del pago a los deudores subsidiarios sólo se hace exigible cuando la Administración ha intentado infructuosamente cobrar al deudor principal.
La obligación solidaria implica que se  puede exigir a cada deudor el total de la deuda. Implica que el deudor tiene el deber de responder, pero únicamente si el obligado principal no lo hace.
Puede iniciarse proceso de cobro contra el deudor solidario, sin que el proceso de cobro al deudor principal haya fallado.

No puede iniciarse proceso de cobro contra el deudor subsidiario, sino cuando esté demostrado, que la labor de cobro en contra del deudor principal ha sido fallida.

Fuentes:

Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s